Aconsejamos frotar suavemente con un estropajo hasta recuperar el color original del filtro cerámico. Puedes usar agua tibia. El frotamiento fuerte o el exceso de material abrasivo pueden eliminar más material cerámico de lo necesario. Se recomienda usar guantes de goma durante la limpieza y no usar jabón o detergentes. Asegúrese de que el extremo del soporte de plástico no entre en contacto con agua sin filtrar.

No es necesario esterilizar el filtro cerámico después de limpiarlo. Todos los filtros Doulton y British Berkefeld cuentan con tecnología que protege contra las bacterias y elimina la necesidad de hervir el filtro o el agua potable, incluso cuando se usa durante un período prolongado.